Posted on: Nov 25, 2020

El futuro de las Fake News: “Deep Fakes”

Reading Time: 3 minutes

El internauta ha pasado de una web primitiva que contenía solo texto a una web semántica (web en la que el usuario podrá encontrar respuesta a sus preguntas de una forma mucho más sencilla a como lo hace hoy en día). Es caracterizada por la utilización de dispositivos móviles y herramientas como la “nube”. Nos permite almacenar nuestra información en la red, sin necesidad de contar con un aparato externo.

El volumen de información es tanto, que nos encontramos delante de un usuario saturado de información que ha llegado a un punto en el que no sabe cuál es veraz y cual no. De aquí que surgiera el concepto Fake News: noticias que pretenden llamar la atención del usuario con contenido supuestamente “auténtico” con el objetivo de manipular a la opinión pública.

Aún y así no todo lo que es “fake” es perjudicial para el usuario, es lo que denominamos Deep fakes.

El concepto Deep Fake proviene de: deep learning (aprendizaje profundo) y fake (falso). Es una técnica utilizada habitualmente utilizada en cine y televisión. Permite una edición de vídeos los cuales se podrían considerar falsos, al sustituir imágenes reales por otras que no lo son.

A consecuencia de la COVID-19, sectores como la restauración, la música, las obras de teatro, y otros eventos, se están viendo muy afectados ya que precisamente éstos, necesitan al usuario para avanzar y se tienen que reinventar si quieren sobrevivir.

En el caso de la música, los artistas se están viendo perjudicados al no poder hacer conciertos. Durante la pandemia, Spotify recurrió a las Deep Fakes para crear toda una experiencia de usuario. La compañía lanzó un microsite en el que el cantante del grupo de The Weeknd, a través de un avatar, comentaba con el usuario llamándolo por su nombre, sus gustos musicales, y le retransmitía en “directo” canciones de su disco.

 

Esta idea se creó con el fin de la creación de experiencia de escucha virtual que forma parte del sello distintivo de Spotify en un momento tan especial que estamos viviendo ahora por la crisis de la COVID-19.

A nivel social, este fenómeno pone en riesgo al conjunto de la población, ya que, con la generación de contenido falso tan realista, la reputación de cualquier ciudadano puede quedar dañada.

Nos encontramos en un mundo en que la posibilidad de manipular imágenes y sonido es infinita y esto conlleva a que se pueda generar una confusión social de manera muy sencilla. Esta confusión afecta a todos los planos de la esfera política, desde el día a día del Gobierno, hasta las elecciones del país.

Tanto es así que la primera potencia mundial, EE. UU., ya ha empezado a elaborar una legislación para proteger a sus ciudadanos y a sus políticos de estos ataques.

Como podemos ver, todo apunta a que cada vez más los Deep Fakes pasarán a ser un arma de guerra empleada para manipular la economía y política internacional a voluntad. Gracias a la facilidad de crear Deep fakes, de reducido coste económico y alta impresión. Las Deep fakes tendrán un impacto global en nuestro país, por lo cual es necesaria la educación de la población para saber identificar la veracidad de las noticias, además de la creación de softwares para combatirlas en la red a nivel mundial.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.