La gran tendencia en alimentación del 2020: Realfooding

Reading Time: 2 minutes

Los alimentos ultraprocesados no son precisamente lo mejor para nuestra salud. De hecho, son uno responsables de enfermedades como la obesidad y el cáncer. Cada vez más, el consumo de estos tipos de alimentos está relacionado con el aumento excesivo de peso. Según un estudio realizado en el 2018 por el British Journal of Nutrition, los alimentos ultraprocesados contribuyen a «un incremento del 58 % de calorías y 89 % de azúcar añadido en la dieta americana».

En la mayoría de los casos, los alimentos que se venden en los supermercados, especialmente los empaquetados, contienen conservantes, aditivos y grasas perjudiciales. La buena noticia es que hay una demanda creciente de alimentos nutritivos sin aditivos ni conservantes artificiales. Es lo que se conoce como el movimiento Realfooding. Esta nueva ola, apuesta por una dieta saludable con alimentos frescos de temporada y sin procesar para evitar los efectos secundarios que comporta el consumo frecuente de alimentos ultraprocesados. Realfooding es una iniciativa del nutricionista Carlos Ríos, que responde a «un estilo de vida basado en el consumo de alimentos reales evitando los ultraprocesados».

Según Ríos, la idea es alimentarnos principalmente «alimentos reales» y no más del 10 % de alimentos procesados, con el objetivo final de eliminarlos completamente. Para ello, cuenta con una presencia realmente activa en social media que le permite lanzar sus consejos, recetas y mensajes a una audiencia cada vez más masiva.

Este nutricionaista y community anima los usuarios a empezar su dieta de comida real durante un mes y publicar fotos de sus preparaciones utilizando el hastag #retounmesconcomidareal. También hay un equipo de apoyo que proporciona las herramientas necesarias para que todos los seguidores puedan adentrarse en este nuevo viaje o para aquellos que buscan una ayuda durante el proceso de adaptación.

Si este movimiento sigue en auge, hay una posibilidad real que compañías de alimentación vean afectadas sus ventas para bien o para mal. La solución sería adaptar las ofertas para satisfacer al consumidor que se preocupa siempre más por su salud y adaptarse a sus nuevas necesidades. Solo hay que ver como en uo de los supermercados que más cita, y sin cobrar a cambio, los edamame se agotan cada mes en cuanto llegan y no es precisamente una casualidad. Carlos Ríos, a llegado a guardarse para él cierto snacks saludables para que “no se agoten.” Por otro lado, este movimiento puede ser una excelente oportunidad para aquellas marcas que ya está ofreciendo productos en línea con los principios de Realfooding.

Por ejemplo, la marca estadounidense Dave’s Killer Bread produce panes con masa fresca, sin harina refinada y aditivos presentes en la mayoría de la panadería industrial, usando solamente grano entero real y con alto contenido en fibra. También el Hope Hummus, en lugar de optar para conservantes como el sorbato de potasio, solo añade una pizca de ácido cítrico en sus preparaciones.

El movimiento Realfooding está viviendo un momento de grande popularidad hoy en día y quizás podría ser el comienzo de una revolución necesaria en la dieta y la industria alimentaria.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.