Posted on: Nov 30, 2021

Packaging para niños

Reading Time: 3 minutes

A medida que pasan los años, las nuevas generaciones ganan protagonismo.  La Generación Alfa comprende a aquellos nacidos entre 2010 y 2025 y representan el futuro de los consumidores. Según un estudio relazado por la compañía McCrindle, los alfas constituirán la mayor generación hasta la fecha. No solo eso, los alfas también tendrán un poder adquisitivo inimaginable y será la primera generación en convertirse en consumidores debido al temprano uso que harán de la tecnología.

Su influencia es incuestionable, incluso ahora, siendo niños. Según la publicación AdAge, el 81% de los niños alfa influyen de manera significativa en las compras familiares. En PointBleu Design te damos todos los detalles sobre esta generación, desde sus hábitos de compra a sus preferencias en cuanto a packaging.

Hábitos de compra
Incapaces de recordar una era sin social media, los alfas están influenciados por la publicidad programática, la televisión bajo demanda y las plataformas de social media. Esto significa que las marcas tienen que estar presentes en varios canales para abarcar bien a este target.

Un estudio realizado por la entidad Wunderman Thompson Commerce señala que los alfas tienden a imitar a sus progenitores y sus procesos de compra. Esto significa que las marcas tienen que empezar a mejorar sus logística  e-commerce ya que la compra online estará muy arraigada a esta generación. Del mismo modo, ese mismo estudio enfatiza que los alfas no darán de lado la compra física tradicional.

Recomendaciones sobre el packaging
El mundo de los niños está lleno de diversión, emociones positivas, colores brillantes y fantasías. Se trata de un espacio seguro y feliz, donde las consecuencias no existen. Es por ello que los diseños tienen que estar completamente adaptados. A continuación enumeramos una serie de recomendaciones a la hora de crear packaging para este target:

Color
Este elemento es crucial a nivel de composición. La paleta de colores elegida debe ser colorida y llamativa. Recomendamos elegir combinaciones de colores agradables, tonos pastel y colores delicados. Los tonos oscuros no son una opción a sopesar.

Simplicidad
Estamos creando packaging para niños. Esta premisa tiene que estar presente en todo momento. Con tan solo un vistazo, la composición de la pieza debe de hablar por sí sola y decirnos que está creada explícitamente para los más pequeños.      

Alegría
El diseño debe evocar sentimientos cálidos ya que la niñez está asociada a conceptos como la seguridad, la inocencia o la felicidad. Incluir estos sentimientos en el diseño de tus productos pueden aumentar significativamente las posibilidades de compra de los mismos por parte de los padres.

Esto se debe a que los progenitores, pero en especial los padres milenials, quien lo mejor para sus hijos. De hecho, los niños de la Generación Alfa se están acostumbrando a que sus padres los mimen en exceso.

Características humanas
Debemos recordar que los niños no saben leer. Sin embargo, disfrutan mirando imágenes o dibujos creativos. Recomendamos incluir características típicamente humanas en los diseños, tales como ojos o caras sonrientes. Recordad que la imaginación de los niños no tiene límite.

En resumen, está claro que un diseñador tiene que tener en cuenta muchos factores, sobretodo si su público son niños. La realidad es que no basta con saber diseñar. El diseñador debe de ser un profesional polivalente, capaz de ponerse en la piel de un experto en marketing para identificar las necesidades del mercado. Así mismo, también tiene que ponerse en la piel de un psicólogo para entender e identificar las necesidades subyacentes de los padres y sus hijos e hijas.

¿Está tu marca preparada para dirigirse a los consumidores más exigentes?

En PointBleu Design estamos deseando escucharte.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.