Posted on: Jun 17, 2020

Nuevas Oportunidades de Negocio en Tiempos COVID-19

Reading Time: 3 minutes


El territorio de marca no es nada más que la promesa de una marca hacia sus clientes y todo lo que representa para los consumidores. La pandemia COVID-19 está causando grandes trastornos a los comerciantes, haciendo que las marcas buceen en nuevos territorios o den un paso atrás. Hemos recopilado algunas marcas que están trabajando contrarreloj para adaptar su territorio de marca a esta nueva realidad, ¡echemos un vistazo!

KFC es una de las primeras compañías en crear una campaña en contra del virus. La famosa marca de comida rápida puso en marcha una serie de anuncios que destacaban la icónica chupada de dedos tras un bocado. Muy buena idea, pero después de todo, tuvieron que anularla. No sería lo mejor animar a la gente a lamerse los dedos en momentos en que mantener un buen nivel de higiene en las manos se ha convertido en algo crítico. Siguiendo el ejemplo de KFC, varias marcas están revisando su territorio de marcas para adaptarse al entorno actual. Teniendo en cuenta que el coronavirus se propaga con el contacto de persona a persona, el fabricante de chocolate estadounidense, Hershey’s, está retirando del mercado todos aquellos anuncios que muestran abrazos y apretones de manos, reemplazándolos por la simple barrita de chocolate.

Por otro lado, hay marcas como Ferragamo que se están aventurando en territorios inexplorados para sobrevivir a la crisis. El cierre de las tiendas ha creado una situación complicada para la marca de lujo que, ahora, está trabajando duro para ponerse al día con el e-commerce. Sin embargo, con grandes planes de utilizar la innovación como su fuerza motriz, Ferragamo se propone fortalecer su presencia digital y aumentar las ventas mediante el uso de la realidad aumentada y la realidad virtual, una buena forma de mostrar sus colecciones de diseño en estos tiempos extraños. El mundo de la moda está virtualmente al borde de un colapso. La Fashion Week de Milán, celebrada en febrero de 2020, fue la última en ver la luz y podemos decir que fue un riesgo masivo considerando las multitudes internacionales que la presenciaron, junto con el hecho de que febrero marcó el comienzo de la pandemia en varios países del mundo.

No es de extrañar que la London Fashion Week (LFW) se haya comprometido a celebrar un espectáculo digital este año. Si bien las principales semanas de la moda no han seguido el ejemplo hasta ahora, es sólo cuestión de tiempo para que también lo hagan. En lo que respecta a las personas influyentes en la moda, la pandemia ya está haciendo que se planteen una revisión de sus cuentas en las redes sociales, dejándolas enfrentadas a cómo deberían ser sus cuentas. Muchos posts de influencers ya han empezado a reflejar esta nueva realidad – quizás sea algo bueno ya que les obligará a ser más creativos mostrando un lado más real de sus vidas con conversaciones más honestas.

El ejemplo perfecto de una marca que se mantiene relevante el escenario actual reinventando su lema es Dove. La marca de cuidado personal de Unilever, recientemente, salió con una hermosa campaña basada en la “verdadera belleza“, pero esta vez se centró en la belleza del coraje. La campaña rindió homenaje a los trabajadores sanitarios que lideran la lucha contra COVID-19 en primera línea, con rostros marcados por el uso prolongado de equipos de protección personal (EPI).

Para una marca, volver a establecer su territorio es un desafío en cualquier momento, pero especialmente en estos tiempos inciertos en los que cuentan con una fuerza de equipo parcial y el trabajo a distancia se están convirtiendo en la nueva normalidad. Sin duda, se necesita una marca valiente para salir de su cómoda zona y buscar oportunidades inexploradas, ya sea para mantenerse relevante o para aumentar su público objetivo.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.