Posted on: Mar 04, 2020

La Evolución Tecnológica del sector de la Belleza

Reading Time: 3 minutes

La industria de la belleza está pasando por un asombroso avance tecnológico que está cambiando la forma en que descubrimos, percibimos y compramos los productos de belleza. Son tiempos emocionantes en los que experimentamos los cambios a través de la tecnología para crear experiencias de consumo sin fisuras, borrando las líneas entre el online y offline. Aquí os dejamos un vistazo a las ultimas novedades beauty y a las marcas que las están llevando a cabo:

La realidad aumentada en la industria de la belleza ya no es un fenómeno raro. Más bien, se considera como una de las corrientes principales. Hay espejos con AR incorporados, capaces de estimular los cosméticos en las fotos de los usuarios y en la comodidad de sus hogares. También en las tiendas de cosméticos, los quioscos con monitores táctiles son un lugar común donde los clientes pueden probar múltiples productos a través de la RA sin ningún esfuerzo o ayuda. De hecho, hoy en día, la tecnología ha avanzado hasta el punto de que los clientes pueden probar varias combinaciones de maquillaje para ojos, cara y labios al mismo tiempo, mientras cambian entre texturas y colores. Sin limitar el uso de la RA para la aplicación facial, Maybelline es una de las primeras compañías en lanzar una campaña para que los clientes puedan probar virtualmente los tonos de esmalte sin tener que aplicarlos en sus uñas.

El scanning 3D es algo que la industria médica y dental está usando ya desde hace tiempo para prótesis y dentaduras postizas impresas a medida. Ahora es el turno de la industria de la belleza. Las marcas están listas para capitalizar este tipo de tecnología y impresionar a los clientes para obtener una ventaja sobre sus competidores. Chanel, se convirtió en una de las primeras marcas en lanzar un rímel impreso en 3D. Sin embargo, la necesidad actual es ir más allá de su uso principal para ofrecer un servicio más especifico. Un ejemplo es la máscara personalizada de Neutrogena, MaskiD. No sólo utiliza el smartphone para escanear el tipo de piel y las medidas faciales, sino que crea una mascarilla personalizada e impresa en 3D que se adapte a las necesidades de la piel del usuario.

La impresión en 3D no es la única forma de ofrecer recomendaciones y productos personalizados. La Inteligencia Artificial es la última tendencia cuando se trata de extraer datos sobre el tipo de piel, el estilo de vida y la genética para garantizar productos personalizados a los clientes. La marca japonesa de skincare, SK II, se introdujo en el mundo de la belleza tecnológica a principios de este año con el lanzamiento de su cabina de diagnóstico de la piel en los pop-ups de Tokio, Shanghai y Singapur. El stand podía analizar a las personas que se encontraban a 45 CMS de distancia, simplemente usando avisos de audio. Los usuarios, así, siguieron recibiendo recomendaciones personalizadas sin tener que volver al pop-up.

Teniendo en cuenta que la IA, la RA y el Iot ya están cambiando los productos de uso diario, no es una sorpresa que la industria de la belleza también esté al tanto para crear productos inteligentes. Un buen ejemplo es el cepillo de dientes Oral-B Genius X. El cepillo, habilitado para la IA tiene sensores incorporados para registrar dónde está actuando y cuánta presión se está aplicando en el proceso. Estos datos se recogen para dar recomendaciones personalizadas a los usuarios y para mejorar su salud oral. Finalmente, el cepillo de dientes está conectado a una aplicación que registra la actividad, destacando las partes que se pasaron por alto durante el cepillado.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.