Posted on: Jun 24, 2020

Catapultados a JOMO – Una Nueva Forma de Vida con el COVID-19

Reading Time: 3 minutes

El mundo rodaba a una velocidad vertiginosa cuando todos fuimos expulsados por un virus.

¿Recuerdas fragmentos de nuestra vida antes del Covid-19? Asentir con la cabeza a nuestros niños mientras mirábamos el feed de Instagram, tomar un café con un amigo mientras se envía un mensaje a otro, controlar constantemente el teléfono para comprobar si nos hemos perdido algo. Estos son los síntomas del FOMO: el miedo a perderse algo, la ansiedad que nos obliga a comparar persistentemente nuestras vidas con las que vemos en las redes sociales. Un estudio de la Universidad de Glasgow sugiere que la necesidad de estar constantemente conectado a los social media puede causar depresión, ansiedad y mala calidad del sueño.

Necesitábamos nada menos que una pandemia para que nos detuviéramos y cambiáramos nuestros caminos. El COVID-19 nos ha catapultado hacia una vida en la que estamos experimentando la posibilidad de JOMO – la alegría de perdernos, debido a la pura naturaleza de la vida en cuarentena. De la noche a la mañana, nos encontramos distanciados de nuestras vidas sociales y más cerca que nunca de las personas que amamos. Incluso al alcanzar nuestros teléfonos para ver lo que otros están haciendo, nos hemos vuelto cada vez más conscientes de las bendiciones que nos rodean. Estamos aprendiendo a estar presentes y a experimentar alegría en cada momento sin el miedo de perdernos lo que otros están haciendo.

Mientras que la vida en cuarentena podría haber sido una tortura pensando en todo lo que no podemos hacer, hemos dado la vuelta a la situación y hemos hecho todo lo posible por hacer nuevas cosas. La creatividad en la cuarentena, el trabajo en la cuarentena y la cocina en la cuarentena se han convertido en los nuevos y populares temas de los social media, representando un giro hacia la vida en el momento y el disfrute del presente. Hemos encontrado alegría en la panadería y la jardinería, hemos recogido esos pinceles que yacían olvidados y hemos reaprendido el arte de escolarizar a nuestros propios hijos. Reconociendo este cambio, Olive y June, un salón de uñas en California nos trae ahora un kit de uñas directamente a nuestra puerta. “Uñas bonitas para todos” es su mantra y una pandemia no se interpondrá en el camino de ese objetivo.

Un artículo en el British Medical Journal afirma que esta nueva forma de vida está conduciendo de hecho a un mundo mejor. Hay una reducción en los accidentes de tráfico y en la tasa de criminalidad, podemos ver cielos más azules y respirar aire más limpio, y los animales están reclamando la tierra. Mientras el mundo se esfuerza por JOMO, las empresas están sincronizando sus esfuerzos de marketing con este nuevo tema. Summersalt, una marca de trajes de baño con sede en los EE. UU. lanzó Joycast, una línea telefónica de mensajes de texto gratuitos en marzo de 2020. Si te sientes deprimido, sólo tienes que enviarles un mensaje y recibirás ideas de autocuidado, un bonito GIF con cachorritos o un mini video de meditación.

¿Ha cambiado para siempre la vida tal y como la conocemos? La pandemia se está acercando a su pico máximo en todo el mundo y los países están empezando a abrirse de nuevo. Pronto, nos enfrentaremos a opciones. El COVID-19 nos ha ofrecido una oportunidad única para reevaluar nuestras vidas y decidir si queremos volver a nuestros días de FOMO o permitir que JOMO reine en nuestro nuevo mundo.

En nuestra elección, reside el futuro del mundo. Porque lo que hacemos, es lo que nuestros hijos aprenderán de nosotros.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.